Logo Recoupage
Casa de campo familiar.

 

Noble destino para nobles materiales  

Amplio reportaje de ¡Hola! Sobre el trabajo del estudio SSL en la restauración de una casa de campo en la dehesa extremeña original de 1810.

 

Casa de campo familiar.

¡Hola! se hace eco con un amplio reportaje sobre el trabajo de restauración y decoración de esta preciosa casa de campo familiar en la hemos participado con nuestros materiales de derribo de la mano de La decoradora Sonsoles Suarez de Lezo. Reproducimos a continuación alguna de las fotos del reportaje, maravilloso ejemplo de integración de los materiales de derribo en un proyecto en el que no se pierde un ápice de comodidad y funcionalidad. Panorámica de la casa de campo en la dehesa extremeña.

 

Casa de campo familiar.

Fachada principal. Ventanas de Recoupage provenientes de la antigua Maternidad de O’Donnell y otras de la antigua Universidad de Burgos. En algunas se pudo conservar las vigas pinturas y pátinas originales. Foto ¡Hola!

 

Casa de campo familiar.

Acceso principal a la vivienda. Foto ,Hola!

 

Casa de campo familiar.

Las balconeras, en el color natural de la madera, se integran perfectamente con los colores naturales del campo. Foto ¡Hola!

 

Casa de campo familiar.

Otro mirador con vistas al campo extremeño y otra ventana en arco con vistas al zaguán. La diversidad de proporciones y formatos de las carpinterías transmiten sensación de casa vivida.

 

Casa de campo familiar.

Otra de las ventanas en arco provenientes de la Universidad de Burgos y que cambiaron la ciudad castellana por el campo extremeño. Noble destino para materiales de noble origen. Foto ¡Hola!

 

Casa de campo familiar.

Una de las ventanas de la Universidad de Burgos mantiene su función perfectamente a pesar del paso de los años. La instalación de cristales de Climalit y burletes incrustados de caucho consigue de ellas un aislamiento térmico y acústico similar o superior a las actuales carpinterías de PVC. Foto ¡Hola!

 

Casa de campo familiar.

Este maravilloso ventanal con vistas al porche no puede tener un origen más noble y querido por miles de madrileños; la Maternidad de O’Donnell. Con casi tres metros de altura de los que se resta la sobreventana permite la salida al porche a modo de puerta-ventana.

 

Casa de campo familiar.

Los balaustres clásicos de fundicion de hierro y macolla de plomo de las nobles escaleras del Barrio de Salamanca han encontrado aquí un acomodo perfecto. Las puertas también de derribo en color madera vieja al natural armonizan con el resto de los materiales de época.

 

Casa de campo familiar.

Balaustrada proveniente de derribo en Madrid centro rematada por un pasamanos de madera. Foto ¡Hola!

 

Casa de campo familiar.

Soledad Suarez de Lezo, responsable del proyecto de Interiorismo y su hermana Juqui. Foto ¡Hola!

 

Club material de derribo
Direcciones de interés
Recoupage en Facebook
Recoupage en Instagram

Web desarrollada por SALVO IBÉRICA